Crónica del 2004: Perpiñán y chotis en el recuerdo

1
lunes, julio 28, 2014
Estamos en pleno verano del 2004 y Esperanza Aguirre gobierna por primera vez en la Comunidad de Madrid. Por momentos parece que camina, feliz, a ritmo de chotis. Ya nadie se acuerda de aquello del tamayazo. Es la España feliz del también primer gobierno de Zapatero, que ha sido investido presidente unos meses antes con el apoyo de Izquierda Unida y Esquerra Republicana de Catalunya. Carod-Rovira aún no consigue conciliar el sueño después de pasar un fin de semana en Perpiñán y Jordi Pujol sonríe desde su retiro en el Empordà.

Link de la imagen


Barcelona es una ciudad con cierta melancolía por los juegos del 92 y el recién inaugurado Fórum Universal de las Culturas no acaba deconvencer. No, el invento no cuaja, pero no pasa nada. Al menos lo han intentado y de paso se han montado unas cuantas grúas. Las ciudades de moda se llaman Madrid o Valencia… aunque un tal Ronaldinho mantiene a la ciudad condal en las portadas de los medios de comunicación.

Las ondas radiofónicas de la COPE polarizan a la opinión pública desde la silla del presentador de LaMañana, Federico Jiménez Losantos. La realidad empieza a desdoblarse: España se rompe y las familias corren el riesgo de desintegrarse bajo la futura ley que legalizará los matrimonios homosexuales en 2005 mientras en la calle el consumo está disparado, los mileuristas cobran poco y las academias de inglés están repletas todo el año. Mientras tanto, Aznar se desquita de la derrota del PP haciendo abdominales de forma compulsiva.





Jesús Caldera, ministro de Trabajo, se felicita por el descenso del paro que se sitúa en torno al 11%. Las cajas de ahorro y los bancos reparten ollas a presión e hipotecas con una amplia sonrisa, también a ritmo de chotis. El Canto del Loco acaba de poner voz a la sintonía de 7 vidas y las cámaras de Aquí hay tomate persiguen a la pareja estelar del verano, Isabel Pantoja y Julián Muñoz, alcalde de Marbella.  El PIB crece a un ritmo del 3,1%, el terrorismo de ETA es el mayor problema para el 45.3% de los españoles y un 19.3% califica su situación económica de mala o muy mala. El 77.6% dice que es regular, o buena. 

1 comentarios:

Danos tu opinión